Teitos  
 El rincón cunqueiro
Situación
Artesanía
Album de fotos
Los tixileiros
El pan
A manteiga
As castañas
Samartino
Fiestas
Rutas
Teitos
Libro de visitas
Correo

 

 

La La arquitectura rural del concejo de Degaña está hoy marcada por sus tejados de pizarra con pendientes pronunciadas para permitir la mejor evacuación del agua de la lluvia y la menor acumulación de nieve. Pero tradicionalmente el material del que se construían los tejados era la paja de centeno.

El teitado que se realizó mayoritariamente en Degaña es el llamado "a paleta", también denominado en algunas zonas como "a facha". Para realizarlo es preciso, en primer lugar, una paja de centeno larga y fuerte; para ello se requiere cosechar artesanalmente, a mano. Las cosechadoras trituran en exceso el colmo. Una vez quitado el grano en la mayada y seleccionada la paja con estas características, se consiguen haces que son atados con una especie de cuerda hecha con la misma paja, recibe el nombre de belorto. Esta es la materia prima para el teitado.

Mayando. Quei Pasiego.

 

Belortos.

La colocación del teito es sencilla pero requiere experiencia. Se van superponiendo los haces de colmo, colmelas, desde la parte inferior hacia la superior, la sujeción al techo se realiza atando con belortos estos haces a la ripia que forma la estructura del techo. La parte de la espiga se coloca hacia arriba quedando tapada por la siguiente colmela. Cada vez que se colocan unos haces de colmo es preciso rasar la paja para que quede por un igual, para ello se usa la paleta, utensilio que le da nombre a la forma de teitar. Consiste en una herramienta de madera alargada, con forma de espada ancha, con la cual se golpea el extremo de la paja consiguiendo que no sobresalgan unos tallos de otros.

 

Paletas de teitar. Palloza Museo de Piornedo.

 

Cabaña en proceso de teitado "a paleta". Campo del Agua.

 

 Fotografías de un trabajo de campo en Asturias. Fritz Krüger. Museu del Pueblu de Asturies de Xixón.

 

La duración de este tipo de cubierta es muy superior al teitado "a beu", mientras este tipo de techo hay que cambiarlo cada pocos años, el teito a paleta dura veinte, treinta o más años. Con el paso del tiempo la paja va apretándose y desgastando perdiendo grosor el techo y adquiriendo una coloración oscura.

Los teitos de Degaña presentan plantas rectangulares o en L, algunos casos con esquinas redondeadas, existiendo bastantes casas con dos plantas. En este sentido entroncan con los teitos del norte de León, en los vecinos concejos asturianos de Ibias y Cangas del Narcea las plantas de los edificios teitados suelen ser circulares u ovalados, una sola planta y el teito mayormente colocado "a beu". No faltan excepciones, en el libro El habla de Sisterna, JOSEPH A. FERNÁNDEZ publica una fotografía de una casa del Corralín, 1952, que presenta un tejado mixto de pizarra y teito a beu, en los años ochenta algún hórreo en Degaña languidecía con este tipo de cubierta.

En los diferentes pueblos del concejo de Degaña existieron edificios teitados hasta tiempos recientes. Los últimos ejemplos perduraron el el barrio antiguo de Degaña, en torno al río. En los años ochenta persistían en pié alguna casa, varios hórreos y cuadras o pajares en malas condiciones. Hoy los tejados de paja son un recuerdo y la pizarra cubre la mayoría de los edificios del concejo.

 Fotografías de un trabajo de campo en Asturias. Fritz Krüger. Museu del Pueblu de Asturies de Xixón.

 

Degaña. Fot. Arquitectura popular española, Carlos Flores.

 

Casa Perico. Degaña. Fot. Gran Enciclopedia Asturiana.

 

Degaña. 1983. Fot. Noceu.

 

Degaña. 1983. Fot. Noceu.

Casa Raimundo, Degaña. 1983. Fot. Noceu.

Degaña. 1983. Fot. Noceu.

 

Degaña. 1983. Fot. Noceu.

Degaña. 1983. Fot. Noceu.

 

Trabau. Camarín n'a Calecha, años 60. Fot. Quei Paxarín.

 

Trabau. Procesión Camarín, años 60. Fot. Quei Paxarín.