Oficios tradicionales  
 El rincón cunqueiro
Oficios 2008
Oficios- 2009
Oficios 2010
 

                        Fotografia del libro de FRIZZ kRUGUER

Podemos hablar de un sin fin de oficios tradicionales algunos como madreñeiru, ferreiru, torneiru, hojalateiru, calderero, y un sin fin mas de oficios, recogidos y documentados en libros como,: Caleyas y oficios de la autora Monserrat Garnacho, etc...

 Todos estos oficios por desgracia en su mayoría ya desaparecidos formaron en su día lo que podríamos llamar tejido industrial de un país, comarca por comarca.

Aunque respetando el valor cultural y de sacrificio que puede significar cada uno de ellos, sí que cabria  la posibilidad de dividirlos en grupos y enumerarlos por ámbito de prioridad y necesidad de los mismos. Habría que tener en cuenta para la prioridad  de mención lo que puede significar cada uno de los oficios en su día  y su repercusión social en el momento, por ejemplo: el oficio de ferreiro  podríamos decir que era generador de medio propio y de medio para toda la sociedad . De medio propio porque el que lo desarrollaba conseguía medio para vivir  y  a la vez generador de medio social porque con las mismas herramientas que estos hombre fabricaban un sin fin de personas podían llevar a cabo otros oficios que aunque no menos importantes y necesarios , sí que dependían de la fabricación de las herramientas que hacían los herreros , como podían ser los carpinteros, labradores, ganaderos, tallistas , madreñeros, y un largo etc...

Yo puedo personalmente hablaros del oficio que desarrollaban los tixileiros o cunqueiros , gente que se dedicaba a trabajar la madera para elaborar todo un sin fin de piezas utilizadas en las necesidades diarias de una casa . Estas piezas iban desde una simple cazuela de madera para comer el caldo hasta una gran masera de una pieza de madera, de aproximadamente dos metros de largo por setenta centímetros de ancho, hecha sobre un tronco de árbol de una sola pieza y vaciado manualmente. Como digo estos hombres elaboraban un sin fin de piezas, todas ellas de una necesidad , imprescindible en el ajuar de una casa, allá por la mitad del siglo XX y anteriores.

Pero posiblemente su punto de elaboración mas importante lo tenían a través de la torneria, torneando madera en un sencillo torno de pedal, también llamado torno de media vuelta, sin ningún tipo de motor, cuatro maderas formando el armazón, un pedal, una correa de cuero y una vara habitualmente de roble para hacer de ballesta , llegando a considerarse esta maquina en algún tiempo como una maquina industrial, puesto que en el Ayuntamiento de Degaña, en el siglo XIX y anterior, el señor que desarrollaba el oficio , se consideraba fabricante y por lo tanto pagaba un impuesto municipal por desarrollar dicho oficio.

Digo de los tixileiros que demostraron gozar de un ingenio para la elaboración de piezas y de un tacto comercial impresionantes, fabricando piezas que fueron únicas en su día y por otra parte llegando a fundar su propia jerga o dialecto llamado a jerga tixileira.

Esta gente recorría prácticamente toda España elaborando y vendiendo sus productos: platos, escudillas , cimbreiras, morteros, artesas , barbeiras, tachadeiras, todo ello de madera y elaborado en el sencillo torno de pedal mencionado anteriormente.

 Además como dije anteriormente se fundaron su propio dialecto , basado en un vocabulario de mas de doscientas palabras en el que se les daba un nombre diferente  a las cosas y personas , este vocabulario sumado a la diferente pronunciación del sonido(d.d) donde tendría que decirse en otros dialectos (ts) asturiano occidental, (l.l) asturiano académico , etc...

De tal manera que para decir fuego, en castellano =fuego, tsume= asturiano occidental,

  l.lume =asturiano academico y d.dume = cunqueiro, como digo esta diferente pronunciación sumada al vocabulario de la jerga , genera un dialecto diferente y desconocido para todo el mundo , de manera que para ellos les es  mas sencillo entenderse entre si, sin  que los demás se enteren  a la hora de comerciar .

No solo los tixileiros tenían su propia jerga , sabemos que los caldereros , canteros u otros oficios  que se dedicaban a recorrer el país también tenían las suyas. Lo cual da un valor añadido al propio oficio , por este motivo cada vez que perdemos un oficio de estas características tenemos doble perdida , perdemos la sabiduría y el buen hacer del oficio y  a la vez la sabiduría del lenguaje.

Habría en este campo argumento suficiente para escribir varios capítulos, pero yo voy a resumirlos todos ellos en pocas palabras. Oficios tradicionales origen de todo el medio de fabricación y comercio actual, hoy mueren en el olvido de esta sociedad por el desafortunado desconocimiento por parte de aquellas personas que tienen potestades de responsabilidad en muchos organismos, donde se elaboran las leyes y se hacen cumplir sentencias.

Digo desafortunado desconocimiento , porque creo en la razón y quiero pensar que esas personas con responsabilidad y potestad , de ser conocedores y sabedores del gran valor histórico , social y cultural que todos estos oficios representan para el patrimonio de la humanidad , posiblemente se adoptaran  otra medidas mas urgentes y eficaces para mantener viva la madre de todo este sistema de fabricación y comercio actual ya mencionado antes.

Victorino García