El pan  
 El rincón cunqueiro
Situación
Artesanía
Album de fotos
Los tixileiros
El pan
A manteiga
As castañas
Samartino
Fiestas
Rutas
Teitos
Libro de visitas
Correo

 

 

La siembra

 

 

En el mes de Abril se suele sembrar el centen (centeno). Dicen que “se siembra al aire”,es decir cogiendo con las manos “puñaos” del cereal contenido en un cestu y arrojándolos por la tierra ó huerta. Luego se labra la tierra con el arau arrastrado por dos vacas unidas mediante el xugu, en Asturias tanto para labrar como para el acarreo se utilizo preferentemente el ganado vacuno.

 

A siega

 

 

Se suele realizar en el mes de Julio ,consiste en coger el cereal con la mano izquierda y segarlo con la fouz  asida con la mano derecha. El cereal cortado se va poniendo en gaviedas (pequeños montones) en el suelo, después se juntan varias gaviedas que forman los manochos que son atados con bencechos o gañuelas, especie de cuerdas hecha con la misma paja. Los bencechos eran hechos en casa tejiendo la paja de forma semejante a una coleta, las grañuelas eran similares pero hechas en la misma tierra y por tanto menos elaboradas. Hay dos formas de atar los manochos: a mano, apretando el montón con una rodilla y procediendo a atarlo, y a torno, haciendo un nudo corredizo. Para juntar el manocho a veces se utilizaba una paleta.

Una vez transportados a la era se hace la meda (pila de cereal en forma de pera), se hacia apilando el centeno con la espiga hacia adentro para que no se perdiese nada de cereal en caso de lluvia. Para rematar la meda se colocaba un palo en su parte superior y se abrían los extremos de los manochos, de esta forma la meda quedaba "peinada", esta faena se conoce como abrir las orechas. En otras ocasiones se apilaba en la parva, que era similar a la meda pero en vez de tener planta circular era rectangular o cuadrada, lo más importante era que las personas que las hiciesen fuesen lo más curiosas posibles pues se dice “que si no perdiese muito centen cuca”.

 

A machada

 

 

El grano se separa de la paja golpeando la espiga con el menal o machi (manal). El menal esta compuesto por dos palos, el piértigu que es el más grueso, es el que golpea el cereal extendido en el suelo. Está hecho con madera resistente como la de roble. El palo sujetado por el machador se denomina manueca, es más delgado y no tiene tanta importancia de que madera esté fabricado. La pieza que une la manueca con el piértigu se denomina capidiza, es de cuero y permite el giro de uno respecto al otro. Tanto el piértigu como la manueca tienen en su extremo un rebaje dejando una especie de bola al final, en estos extremos es donde es apretada la capidiza mediante unas correas.

En un eiru (era) se extiende el cereal y se golpea con fuerza para que se suelte el grano, después hay que espacharlo con el ingazu (rastrillo), se retira la paja apareciendo el grano extendido por el suelo. Por último hay que balear, con unas ramas de abedul o piorno se limpia al máximo los restos de paja.

   

Menales.

 

Detalle de la capidiza.

Machando.

 

Dimpiar al aire

Durante verano, al caer la tarde, suele haber un poco de brisa. Es el momento adecuado para dimpiar, utilizando us cribos o ua artesa se coge el grano que contiene restos pequeños de paja, al dejarlo caer desde la altura el aire arrastra estos últimos mientras el grano cae en el mismo sitio por su mayor peso, se aireaba de esta manera hasta que el grano estuviese lo bastante limpio para ser recogido.

Antiguamente el grano se transportaba en sacos hasta el arca de madera donde se guardaba y se iba sacando para llevar al molino según se iba necesitando harina.

 

Moler n'el mulín

Cuando las necesidades familiares lo requerían se iba extrayendo una parte del grano y se llevaba al mulín para su conversión en harina. En cada pueblo solía haber más de un mulín, unos propiedad de varios vecinos y otros llevados por el molinero que a cambio de moler una cantidad determinada de harina restaba para si una medida estipulada que en esta zona denominamos maquila, por cada cuartal de harina introducía una especie de pequeña paleta, el maquiletu, que rasada guardaba para si, cobrando en especie por su trabajo.

En Trabau habia tres molinos:

El mulín de casa´l Buelo ,que funciona hoy en día ya que fue restaurado.

El mulín de casa´l Xordo que sigue en pie.

El mulín de cas Pol, que ya no existe.

La harina no quedaba perfectamente limpia, para limpiarla se utilizaba la pineira, cedazo fino que dejaba la harina libre de impurezas.

Mulín de casa´l Buelo.

 

Canalecha del mulín de casa´l Buelo.

 

Mulín de casa´l Xordo.

 

Canalecha del mulín de casa´l Xordo.

 

Maquiletu de Trabau.

 

 

Amasar y cocer el pan en el fornu

Vamos a tratar de explicaros como hacemos en casa el pan, las empanadas y los bollos. Antiguamente cada familia hacía el pan para el consumo casero, se autoabastecían amasando una cantidad suficiente para unos quince días. Al principio se usaba harina del cereal que se cultivaba en estas tierras, el centeno. Más recientemente utilizamos la mezcla de harina de centeno con harina de trigo, en esta ocasión amasamos exclusivamente con harina de trigo.

La primera tarea es el amasado. En la antigua masera de madera mezclamos la harina con el agua y el furmientu.

 

Vamos envolviendo la mezcla, la masa comienza a adquirir consistencia.

 

La masa está prácticamente acabada, la consistencia es mayor y bueno es ayudarse con el codo.

 

En este momento hay que taparla. Necesita un rato para deldar (fermentar).

 

Mientras delda la masa, encendemos el fornu. Los hornos de esta tierra no tienen chimenea, el humo escapa por la furneira invadiendo la estancia.

 

En pocos minutos la leña bien seca arde arrousando il fornu, sus paredes y suelo comienzan a adquirir temperatura.

 

El fornu esta calentándose, es momento de mirar que la masa haya crecido.

 

Comenzamos a hacer las fogazas dejándolas sobre una mesa.

 

Al acabar de hacerlas, otra vez a taparlas para que acaben de deldar.

 

Mientras tanto la madera casi se ha consumido, las paredes y la furneira adquirieron un color blanquecino.

 

Varias herramientas están preparadas: el surradoiru, un simple palo que sirve para apartar brasas y que posteriormente se espeta en el barredoiru (escoba)...

 

...con el rodaru sacamos las brasas del interior dejándolas ordenadamente en la boca del fornu...

 

...con el barredoiru completamos la limpieza del fornu...

 

...y con a pala vamos metiendo las fogazas, bollos y empanadas.

 

Mientras calienta el horno y se barre, se van preparando las empanadas, que están rellenas de carne guisada...

 

...y los bollos, rellenos de chorizo, tocino y cebolla. Todos ingredientes son caseros.

 

El fornu ya está lleno, poco a poco el pan y las empanadas se irán cociendo...

 

...y cambiando de tono, el color nos dice el momento de sacarlos